Elementos Personales del Fideicomiso:

En el nacimiento del fideicomiso intervienen en el negocio por lo general
3 categorías, pero hay que hacer la salvedad de que no siempre se necesita la presencia de los tres, ni del mismo se derivan obligaciones para todos ellos.

Se describen las tres categorías de personas que pueden intervenir en el fideicomiso, a saber: Fideicomitente, fiduciante o constituyente, por una parte, fiduciario, de la otra, y fideicomisario o beneficiario, por último.

 


El Fideicomitente:



Se le identifica como toda persona física o moral capaz de disponer de sus bienes o derechos entregándolos al fiduciario para constituir un fideicomiso. Lo que no excluye a un incapaz que actúe a través de su representante legal en cuanto este tiene los requisitos establecidos por la ley para hacer la mentada trasferencia.

El fideicomitente debe tener capacidad legal para enajenar sus bienes y tiene como derechos y obligaciones: Designar fideicomisarios, revocar el fideicomiso cuando se haya reservado tal derecho, designar un comité técnico, requerir razón de las cuentas al fiduciario, etc.

 


El Fiduciario:




Es la institución de crédito o Financiera encargada de recibir del fideicomitente los bienes y se compromete a administrarlos o enajenarlos conforme se indica en el acto constitutivo. Siendo su obligación principal la de dar cumplimiento a los fines del fideicomiso, guardar el secreto fiduciario, contabilizar individualmente cada negocio, teniendo como derecho el como de honorarios.

 


El Fideicomisario:

Es la persona que en virtud del negocio fiduciario, recibe el provecho del fideicomiso y, eventualmente, los mismos bienes fideicometidos al vencimiento del término estipulado.